Falla Longitudinal

    Localización

    En Costa Rica se extiende desde el norte de Parrita hasta el noroeste de Paso Canoas, pero su traza continúa por varios kilómetros en la región panameña en donde según Alvarado (2005) es denominada como falla Regional Chiriquí, falla Longitudinal-Celmira o Ballena-Celmira. En el sector comprendido entre Dominical y Embarcadero del Térraba, la traza de la falla puede variar. Según Denyer et al. (2003) la traza se ubica a lo largo de la costa, mientras que Alvarado (2005), basado en la observación de un grupo de islas, islotes y salientes rocosos, sitúa la traza mar adentro.

    Longitud

    Es la falla más larga del país dentro de Costa Rica. Según Montero et al., (1998) y Arroyo (2001) presenta una extensión de 184 km. Sin embargo, Alvarado (2005) estima una longitud mayor de 300 km, extendiéndola hacia Panamá.

    Tipo y Geometría

    Corresponde con una falla de alto ángulo posiblemente con una inclinación mayor a 70° orientada N55W e inclinada hacia el NE, con un movimiento de tipo inverso que presenta una componente de desplazamiento de rumbo, probablemente dextral (Montero et al 1998). Alvarado (2005) especifica que la falla presenta diversos tipos de movimiento a lo largo de su traza. Sin embargo, la mayoría concuerda con un fallamiento inverso con una componente menor de desplazamiento dextral.

    Expresión Geomorfológica

    Su expresión geomórfica es prominente, demarcando el límite sur-occidental de la Fila Costeña. Hay evidencias morfo-neotectónicas entre Villa Briceño y Paso Canoas en donde aparecen otras morfologías, tales como: escarpes de falla en sedimentos aluviales del Pleistoceno Inferior al Reciente, sillas de falla en rocas suaves, ciénegas de falla (Alvarado, 2005) y movimiento Holoceno comprobado en trincheras de investigación (Rojas et al., 2011).

    Historia

    Aún no se ha asociado actividad sísmica histórica importante, sin embargo Cowan et al. (1997) concluyó que esta falla rompió en superficie hace unos 5,000 años y posiblemente al inicio del siglo XIX. Estos autores proponen que el terremoto del 27 de diciembre de 1803 puede estar relacionado con esta falla, aunque otros autores presumen que el terremoto de 1803 se asocia en realidad con la zona sismogénica interplacas de Osa. Arroyo (2001) menciona la posibilidad de que las secciones de la falla que se ubican en suelo panameño se encuentren activas, debido a pequeños sismos que han sido registrados en las faldas del volcán Barú.

    Potencial

    Alvarado (2005) estima que la falla puede generar sismos de magnitudes entre 7,0 hasta 7,5 en alguno de sus segmentos en Costa Rica. Además aclara que, si se toma en cuenta la ruptura de un tramo hipotético de 100 km, podrían alcanzar magnitudes de hasta 8,1 y estima una tasa de movimiento de 15 mm/año, mientras que Montero et al., (1998) sugieren una taza mayor a los 5 mm/año. Arroyo (2001) le asigna una tasa de movimiento de 15 mm/año, basado en Cowan et al. (1997).

    Referencias

    ALVARADO, G., 2005: La Falla Longitudinal de Costa Rica: Un insumo neotectónico hacia la Amenaza Sísmica del P.H. Boruca-Veraguas.- 21 págs. ICE.

    ARROYO, I., 2001: Sismicidad y Neotectónica en la región de influencia del proyecto Boruca: hacia una mejor definición sismogénica del Sureste de Costa Rica.- 162 págs. Univ. de Costa Rica, San José [Tesis de Lic.].

    COWAN, H., MONTERO, W., SALAZAR, G., ALVARADO, G.E., TAPIA, A.& SÁNCHEZ, L., 1997: Estudio de las fallas activas en la región fronteriza Costa Rica-Panamá: David-Panamá, Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC), y Norwegian Agency for Development Cooperation (NORAD), Programa de Reducción de los Desastres Naturales en América Central, Proyecto de Microzonificación de David (Panamá), no publicado, 59 pp (+ apén. y 2 mapas).

    DENYER, P., MONTERO, W & ALVARADO, G., 2003: Atlas tectónico de  Costa Rica.- 79 págs. Ed. Univ. Costa Rica, San José.

    MONTERO, W., DENYER, P., BARQUERO, R., ALVARADO, G., COWAN, H., MACHETTE, M., HALLERM K & DART, R., 1998: Map an database of Quaternary faults and folds in Costa Rica and its offshore regions. – Reporte preliminar de USGS.

    ROJAS, W. MORALES, N. & SANEZ, L. & ÅKE S., (2011): Neotectonic and paleoseismology of the Longitudinal fault system in southern Costa Rica. Posters on 2nd INQUA – IGCP-567 International Workshop 0n Active Tectonics, Corinth, Geece (2011).